Son muchas las personas que ni siquiera saben exactamente cual es nuestro trabajo, aunque hoy en día es una palabra muy sonada, y otras tantas personas piensan primeramente, que les va a suponer un gasto descomunal contar con los servicios de una wedding planner. Claro esta que no es así… y en segundo lugar que no la necesitan.
Mis clientes lo saben porque es algo que yo suelo comentar, y esque antes todo el mundo organizaba su boda sin ayuda de nadie y claro esta todos se acababan casando, pero tambien es verdad que no disfrutaban de un proceso tan bonito como es organizar una boda.

Los nervios, la inesperiencia y la sensación de que os falta algo, hacen que se llegue a la boda con una sensación de agotamiento y ganas de que todo pase, y en el salón, el tener que estar pendiente de todo termina por hacer agotador lo que deberia ser uno de los días más bonitos de vuestras vidas.
Los servicios que ofrecemos van desde la organización desde cero, donde os ayudamos a encontrar el lugar ideal para la celebracion del banquete, el fotógrafo, el ramo, la decoración floral del salon, la iglesia, el candy bar, rincones especiales etc….. hasta la coordinación del día de la boda, o incluso solo la decoración de vuestra boda.
Hoy en día es fácil encontrar a los proveedores necesarios para la boda, internet pone al alcance de todos los contactos necesarios y tu misma puedes encargarte de contratar los sercios, pero ¡Atención! organizar es mucho más que eso.

Es super importante tener buena planificación de lo que será el evento para que luego no hayan sorpresas a última hora NO SIRVE LA IMPROVISACIÓN, sólo una profesional puede hacerlo y ni tan siquiera nosotras dejamos nada en manos de la suerte, ¡¡¡Siempre tengo un plan B o incluso C para que todo salga bien!!!
Todas esas cosas son las que siempre digo que os vais a evitar, tener a alguien que os lleve de la mano en todo este proceso convetirá los nervios en ilusión y el estres en entusiasmo, pasaremos los nervios por vosotros y nuestra experiencia hará posible que no existan esas sorpresas de última hora, porque si cuando pensais en una boda todo el mundo destina una parte del presupuesto para el vestido, el fotografo, el salón, el ramo, el viaje, porque no destinar una pequeña parte a vuestra tranquilidad ¡¡¡¡¡¡

En todo este tiempo que llevo organizando bodas, me he encontrato con parejas muy diferentes, con pensamientos muy dispares, pero todas tenian algo en común “Querían la boda de sus sueños” y nosotros siempre lo conseguimos.

Comparte en tus redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn