Que ganas tenia de poder mostraros las imagenes de esta boda. En esta ocasión era doblemente especial para mi , porque además de cliente, la considero una compañera a la que adoro junto a toda su familia. Familiares y amigos se involucraron en la organización. Macarena que estaba preciosa preparo unos vasitos riquisimos para la mesa dulce, Loli después de una semana de preparativos cambiaba su chaquetilla de cocinera por un elegantisimo vestido que la hacia irreconocible (Brillaba con luz propia) y Rodrigo esta vez estaría al otro lado del brindis para ser el anfitrión, solo había que observar sus miradas para ver los felices que eran .

En su salón habiamos preparado muchas bodas juntas, pero esta vez tocaba preparar la suya, debía ser diferente a todas, pues ella , con cientos de bodas a las espaldas , le apetecia ver algo distinto. Una boda con muchos detalles que después de una semana de mucho trabajo porfin llegaba llena de ilusión para todos.

 

Comparte en tus redes socialesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn